Cargando...

Voluntariado - Marcela Ramírez

País: 
Guatemala
Miércoles, Septiembre 5, 2018
Voluntariado desde la Ciencia Psicológica: Nicaragua y Guatemala.
Distrito de Centroamérica- Panamá
 
“Que La Salle con su palabra sea luz en el camino de tu vida para convertirte en una educadora y guía para cuántos se crucen en el camino de tu vida…Gracias por todo”
Hermano Benito Agustín Díaz
León, Nicaragua
 
El Voluntariado inicia en León, Nicaragua en las obras del Instituto Politécnico La Salle (IPLS) y la Universidad Tecnológica (ULSA), desde la propuesta de la Gestión Pastoral y el esfuerzo del Distrito Centroamérica – Panamá, al llamado de Dios hacia la entrega profesional, siguiendo el carisma de nuestro Santo Fundador, de llevar la mirada al servicio de las poblaciones más vulnerables, en riesgo social y con necesidades biopsicosociales específicas de nuestra época.
 
El camino continuó en la Escuela La Salle, Tierra Nueva hacia la apertura y democratización de espacios para el cuido de la vida, el mejoramiento de las relaciones vitales, la promoción de la comunicación y aceptación de la diversidad, realizando una labor que integra la atención desde el trabajo psicoeducativo e interdisciplinario, vinculado a las relaciones humanas más sensibles y nobles, que la Misión Educativa Lasaliana logra responder, desde el apostolado profesional hacia el bien común, la cooperación y el crecimiento institucional.
 
La experiencia de ser parte de la historia, trayectoria y riqueza profesional de las Obras de León, Nicaragua y Tierra Nueva, Guatemala, ha suscitado un proceso de sanación y transformación profunda, que se consolida al ser parte de la gran familia Lasallista, gestando junto con el apoyo de los Hermanos y la comunidad educativa de cada obra, espacios de atención psicológica y bienestar integral.
 
Un proceso sensibilizador que logra inspirar los itinerarios de la Salle hacia el voluntariado como expresión de la Asociación, que permite el liderazgo femenino, el rompimiento de paradigmas y la apertura de fronteras interculturales hacia la vivencia con la otredad, a través del dolor, la alegría y el cariño.
 
Gracias al esfuerzo del Equipo de Gestión Pastoral, la Comunidad de Animación Distrital y las obras, se pudo realizar la Fase de Seguimiento, para valorar la evolución de los procesos, el impacto psicoeducativo y los compromisos adquiridos, en la construcción de caminos de esperanza y procesos vitales de transformación. 
 
Finalmente, la experiencia fue un tiempo de gracia, que abrió el horizonte hacia la mirada de los procesos más humanos, que se gestan desde nuestra labor, reviven el espíritu y llenan el alma, con el agradecimiento profundo a Dios, a los Hermanos De La Salle, mi familia y cada una de las personas que inspiraron mi itinerario profesional, principalmente mis estudiantes que son el motivo de mi pasión, entrega y vocación, permitiéndome ser luz que nace en comunión con lo más divino y se encuentra en armonía permanente con las personas que más necesitan encontrar el camino: aquel que las haga brillar, bendecir y nutrir su vida.
 
Marcela Ramírez Saborío
Costa Rica
 
1 Start 2 Complete

SUSCRÍBETE

Para recibir más información